Anticipando el declive de Facebook

Anticipando el declive de Facebook

Por Oto Whitehead | 21 noviembre, 2013

La Social Media es un torbellino de cambio y transformación del que ni siquiera el intocable Facebook, que muestra los primeros síntomas de declive, se puede librar. La red de redes empieza a flaquear en la franja de los adolescentes, recelosos de su intimidad. Este episodio nos ofrece una lección clara, la necesidad de diversificar nuestra presencia en las distintas plataformas para prevenir el desgaste de las redes.

Nada dura para siempre y menos en la efímera realidad de la tecnología y la Social Media. Tras varios años de omnipresencia de Facebook nos olvidamos que hace no tanto tiempo parecía que el futuro pertenecía a Myspace, un espacio que intenta recuperar sus tiempos de gloria de la mano de Justis Timberlake.

Lejos aún de ese colapso, Facebook se resiente por el desenganche de uno de los colectivos más activos, los adolescentes. No es un caso único, Tuenti vive en horas bajas por la huida de muchos seguidores a la  mensajería instantánea, un lugar mucho más privado para compartir sus vivencias.

Este envejecimiento preocupa tanto a Facebook que ha lanzado su artillería pesada para invertir la tendencia. Su último intento ha sido la operación de compra por una mareante cifra de Snapchat, el servicio de mensajería de moda en estados Unidos. La multinacional ofreció 3.600 millones de dólares, más del triple de lo que pagó un año antes por Instagram. El servicio tiene todo lo que carece Facebook, el furor de los más jóvenes, que pueden colgar sus materiales con la tranquilidad de que se eliminarán en unos minutos. Tan fuertes se sienten que sus creadores, dos veinteañeros, han rechazado la venta.

Las redes sociales hacen la labor de un bar como punto de encuentro. Foto: James Morris-Knowles

Las redes sociales hacen la labor de un bar como punto de encuentro. Foto: James Morris-Knowles

En este cruce de caminos de la Social Media el declive de algunos contrasta con el auge de los contrarios. Destaca la consolidación de Google + tras años sin conseguir enganchar a los internautas. Las tendencias auguran el éxito de la plataforma que supera sus dudas hasta el punto de que algunos analistas auguran que en 2015 superará a Facebook.

Las plataformas más visuales como Pinterest e Instagram, o el editor de vídeos Vine también disfrutarán un buen momento. En el otro extremo, Foursquare vivirá momentos difíciles por la creciente competencia en la geolocalización.

La realidad vuelve a poner de manifiesto la necesidad de diversificar la presencia en Social Media para prevenir los vaivenes de las distintas redes sociales, a veces auténticas montañas rusas. El principal motivo para elegir una red es su uso por parte de nuestro público. Así, el perfil de nuestros seguidores marcará la elección de un sitio u otro.

Además, un Community Manager debe mantener un ojo al sector para que los cambios no le pillen desprevenido. Para un gestor de redes todas ellas son igual de buenas dependiendo de su efectividad para la marca. Es decir, la red social no es otra cosa que el punto de encuentro, el bar de moda en el que se reúnen los seguidores.

El cambio de tendencia puede modificar el sitio de reunión, aunque las ganas de interactuar van a mantenerse intactas. Sin embargo, la marca puede perder el contacto con sus seguidores si no les acompaña en el cambio de red. La ausencia de estas plataformas emergentes les puede obligar a empezar de cero con escasa visibilidad, en clara desventaja con los seguidores.

Anticipando el declive de Facebook

Valora este artículo

Social media

, , , , , , , ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.