Arquitectura de la información: 10 consejos para una buena optimización Arquitectura de la información: 10 consejos para una buena optimización

Arquitectura de la información: 10 consejos para una buena optimización

Por Pablo Guerenabarrena | 22 septiembre, 2016

La arquitectura de la información en un sitio web es algo primordial a la hora de construir una página y optimizarla para una correcta experiencia de usuario.

En proyectos de Inbound marketing es algo que hay que tener muy presente y una de las primeras actuaciones que se llevan a cabo en auditorías web. La arquitectura de la información en un sitio web es un concepto al que todo el mundo está acostumbrado, pero que muchos desconocen cómo optimizar.

Qué es la arquitectura de la información en una web

Se trata de la estructura de la información que se engloba en una interfaz digital como es una página web o una app móvil. Cuando accedes a una web, lo primero que sueles ver e identificar es un menú que permite organizar la información del site. Pues bien, eso es la arquitectura de la información.

Para llegar a la conclusión de cómo es mejor optimizar la arquitectura de un sitio web la cosa no es fácil. Dependerá de qué tipo de productos o servicios comercializas, cómo es el usuario que te visita y el diseño web que tienes entre manos.

Una de las primeras cosas que debes tener en consideración a la hora de plantear una arquitectura de contenidos es pensar en la usabilidad y la experiencia de usuario.

Además, también debes recapacitar en cómo te busca el usuario en internet. Por tanto, el posicionamiento SEO es también un factor importante a tener en cuenta cuando estamos definiéndola.

La arquitectura de un sitio web es una de las zonas críticas de una web y que a menudo pasa bastante desapercibida en la definición estratégica de una web. Tiene una importancia capital, ya que el usuario necesita de ella para tener una correcta navegación por la página y encontrar lo que está buscando.

Para una marca, lo importante sería trabajar el proceso invertido, poniéndose en la piel del cliente, y pensando en cómo ponérselo fácil al usuario para que navegue de forma satisfactoria y con una experiencia positiva.

El objetivo de todo esto no es más que incentivar la venta o completar un formulario de contacto. El cómo guiemos al usuario por los embudos de conversión influye en la mejora de ratios de conversión, lo mismo que una buena arquitectura de la información.

Por ejemplo, si vendemos online debemos considerar destacar en la arquitectura web un acceso prioritario a la tienda online para que a un clic el usuario pueda acceder. También debemos tener en cuenta el tamaño del icono, el color, así como su ubicación. Son todos estos factores los que determinan una buena experiencia de usuario y una mejora en la conversión.

Usabilidad para ponérselo fácil al usuario.

La usabilidad web es un concepto que debe ir de la mano de la experiencia de usuario. Sucede muchas veces que en la versión móvil o responsive de la web no podemos seleccionar de forma correcta una de las opciones del menú porque los dedos no nos lo permiten. En este caso, la usabilidad falla.

Que sea fácil de usar y la comodidad son dos de los factores más importantes a la hora de plantear una web con un alto grado de usabilidad.

En este sentido, la usabilidad influye en la arquitectura de la información de forma relevante.

Consejos para una optimización de la arquitectura de la información de un sitio web.

  1. Identifica tu nicho de mercado y cómo te buscan los usuarios en Internet.
  2. Haz investigación de palabras clave para saber cómo orientar la navegación y por qué términos te buscan (keyword research).
  3. Organiza tus productos o servicios orientados al cliente, no según tu estructura interna. Nadie busca automóviles, sino que busca “coches de tres puertas”, “coches familiares”. Plantea un árbol de contenidos en una versión inicial.
  4. Optimiza el posicionamiento SEO en la arquitectura. ¿Cuál es el producto más buscado y que más conversión genera? Ordena teniendo en cuanto el número de búsquedas recurrentes.
  5. Piensa en la experiencia de usuario.
  6. Ponte en la parte de cliente. ¿Es fácil navegar?
  7. Alinea tu arquitectura de la información con tu estrategia digital para que no existan incoherencias.
  8. Plantea un prototipado o pide a tu agencia de marketing digital que te presente una versión en desarrollo de cómo quedaría la nueva arquitectura de contenidos.
  9. Analiza el grado de usabilidad en diferentes dispositivos y la experiencia de usuario.
  10. Pregúntate: ¿es fácil de usar?, ¿se entiende?, ¿es cómodo navegar?

Ahora que ya sabes algunas pautas para construir tu arquitectura de la información, redefine tu estrategia digital y pónselo fácil a tu cliente potencial.


Ebook Marketing de contenidos


Arquitectura de la información: 10 consejos para una buena optimización

5 (100%) 1 voto

Atraer tráfico

, ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.