Causas de spam en email marketing Causas de spam en email marketing

Causas de spam en email marketing

Por Equipo woko | 30 octubre, 2018

Tener claras cuáles pueden ser las causas de spam en email marketing puede ayudarte a prevenirlo y a conseguir que tus campañas sean totalmente efectivas.

El email marketing puede ser un canal de comunicación y de venta muy potente y rentable para trabajar la imagen de marca de tu empresa, y para generar confianza y lealtad hacia ella y sus productos o servicios. Además de un medio eficaz fundamental, que bien optimizado, puede ayudar mucho a mejorar las tasas de conversión y el engagement con tu target. Sin embargo, mal realizado, tendrá el efecto contrario, considerarse spam y cargarse la reputación y la imagen de cualquier empresa.

Lo más probable es que cuentes con una buena base de datos fiable y realices un cuidado marketing de contenidos en tus campañas, pero, ¿realmente estás obteniendo los resultados esperados? Si la respuesta es NO, seguro que estás pasando por alto otros factores que pueden estar actuando en tu contra en tus campañas, restando o anulando su eficacia y convirtiendo tus emails en spam, mandándolos directamente a la bandeja de correo basura de tu público objetivo.

En woko queremos que des la vuelta a la situación y por eso en este artículo vamos a contarte cuáles son las causas de spam en email marketing más frecuentes. Presta atención y toma nota de todas ellas, porque teniéndolas en cuenta podrás corregir todo aquello que no estés haciendo bien y empezar a tener un control total de tus campañas y maximizar su eficacia.

Causas de spam en email marketing. #Spam #EmailMarketing

Causas de spam en email marketing

Servidores de correo electrónico

Los gestores de correo como Google (Gmail) o Outlook tienen instaurados unos eficaces filtros de correo antispam para evitar las mínimas molestias a sus usuarios. Todos los emails que llegan a un destinatario han sido previamente analizados por los servidores en base a unos criterios, y para evitar que directamente sean señalados como spam debes hacer lo siguiente:

  • Personalizar tu dominio: para que tu IP no se comparta con otras empresas que usen la misma herramienta de envío que tú y lo protejas de posibles malas prácticas (suplantación, intrusión, etc.). Una vez elegido, deberás introducirlo en la plataforma que utilices y comprobar que está activo.
  • Autenticar el correo: consiste en que el gestor de correo electrónico vea con buenos ojos tu plataforma de email marketing y no la clasifique como emisora de spam. Lo puedes hacer de 2 maneras:
  1. Modificando los registros SPF en tu servidor de correo (de manera manual o pidiéndoselo a soporte). Es el servidor el que dará permiso a la plataforma de envíos y no clasificará tus emails como spam, salvando los filtros.
  2. Como complemento de seguridad al anterior. Usando una clave DKIM puedes añadir una firma digital a tus mensajes, de tal manera que se acredite el dominio, la autenticidad y la procedencia (que quien lo envía sea quien dice ser).

Remitente o emisor

Al hilo de lo anterior, los gestores o servidores de correo controlan el envío de emails masivos desde sus correos y suelen penalizarlo. Por eso es recomendable usar un dominio que haga posible reconocer el remitente sin problemas, como por ejemplo “@elnombredetuempresa.com”

Receptor

Respeta y manda tus emails sólo a aquellas personas o contactos que te hayan autorizado a hacerlo, y no compres bases de datos, porque la gente incluida en ellas no te ha dado su consentimiento previo para que le envíes nada.

Asunto

Debes conceder mucha importancia al asunto que escribas porque puede ser motivo de rebote instantáneo a la bandeja de spam. Cuida que el texto sea interesante y lo más natural posible, evitando que resulte demasiado comercial. Tampoco debes abusar de los signos de exclamación o de palabras como “Oferta”, “Promoción”, “Gratis” o “Rebaja” porque ya están marcadas negativamente de antemano.

Contenido y estructura

El contenido y la estructura de los mensajes deben tener como eje a las personas a las que se dirigen, facilitar información relevante y de interés para ellas y contar con un diseño que tenga un equilibrio entre imágenes y textos para hacerlos más atractivos. Hay que cuidar la redacción (que no sea demasiado comercial), la gramática y la ortografía, evitar incluir enlaces poco “amigables” o que no sean seguros, muchas imágenes y poca información, y tener especial cuidado de enviar mensajes sin contenido por error, porque todo ello suele catalogarse como spam.

Suscripción

Nunca debes enviar mensajes a personas o correos que se han dado de baja de tu lista, newsletter o blog, porque ellos ya han decidido que dejes de hacerlo. Esta es una malísima práctica que puede salirte cara y llevarte a caer en una lista negra de spam.

Frecuencia y horario

No confundas regularidad con intensidad. Aunque debes ser regular en los envíos que realices, elude mandar emails constantemente, porque ser muy machacón puede considerarse spam. Cansarás al receptor, que probablemente actúe etiquetándote como correo no deseado y dañarás tu imagen y la reputación del dominio. Cuida también el mandar campañas a horas intempestivas.

¿Cuántas de estas causas están bloqueando la efectividad de tu email marketing? ¿Has detectado alguna más? Si es así, coméntanosla para incluirla en este listado.

Campaña Email marketing

Causas de spam en email marketing

5 (100%) 1 voto

Estrategia y herramientas

, ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.