Mira cómo te roban los clientes
Mira cómo la competencia te “quita” tus clientes

Mira cómo la competencia te “quita” tus clientes

Por Oto Whitehead | 24 octubre, 2012

Lo último que me esperaba esa tarde era perder un cliente, sobre todo un cliente que estaba satisfecho. Pero parecía que el destino lo había querido así.

La situación trascurrió así, me llama una mujer diciendo que me llama de GOOGLE y que han estado hablando con mi cliente, el cual le ha dado mi teléfono al que le han ofrecido un posicionamiento en las primeras posiciones y que se lo garantizan por contrato.

Ellos dicen conocer el algoritmo de Google e incluso te dan detalles. que si son 200 parámetros, que ellos por supuesto, lo dominan y que cada 72 horas ¡varía! Madre mía, yo pensaba que esto del algoritmo de los buscadores era más secreto que la formula de la Coca-Cola y resulta que Google lo están usando para quitarme un cliente que se gasta tan sólo 300 €/mes.

Bueno, pues la oferta de “Google” que te hacen dado tu “mal posicionamiento” es el siguiente: Te garantizamos por contrato estar presentes en la primera página en ese sector tan competido, hacemos una web con los H1, H2, metas, etc para que su posición sea de las primeras (por supuesto, pensé yo, teniendo la fórmula mágica debe ser fácil programar una web para que aparezca arriba en el Top 10). Te hablan de tus competidores (con nombres) que están gastando mucho, te los nombra para dar verosimilitud a la historia y da a entender que como son Google tienen esa información de las inversiones por cliente.

Desgranando el timo de posicionamiento

Técnicamente la oferta consiste en desarrollarte una web que enlaza con la tuya pero “mucho mejor posicionada” dado que ellos conocen el algoritmo (jejeje si esto fuese verdad claro). Ante eso, yo me quedo alucinado diciendo “… Google me va a quitar un cliente que se gasta 300 €/mes y me lo repito, Google se va a poner a robar clientes tan pequeños. ¡No puede ser!

Ante esto no me quedaba otra que decirle  a la persona de “Google” que me enviase la oferta para explicársela al cliente ya que veía que la oferta era rompedora 105 €/mes con garantía de posicionamiento por contrato de Google.

Al ver que ese correo no me llegaba, decidí llamar directamente a Google y preguntar si estaban tocando a los clientes en directo, lo que me parecía injusto. Al principio mi interlocutor en el Google verdadero lógicamente no entendía lo que yo le comentaba, tras mi segunda explicación ya fuimos deshilachando toda la información y la conclusión fue la siguiente: lógicamente Google no está llamando a las empresas ya que eso sería deshonesto e injusto porque Google no puede cobrar a unos si y a otros no, por el posicionamiento orgánico. Si el posicionamiento es pagado debe ser SEM es decir campañas en Adwords y si no, tienes que trabajar el SEO como todo el mundo. Analítica y optimización. La conclusión que sacamos es que es un engaño, que hace creer a los clientes que hablan con Google con el fin de robar clientes y que si no te llega un correo de Google con la forma xxxx@google.es o xxx@google.com es un mensaje más falso que un billete de 17€.

Hablando de esto con mi amigo y compañero Luis F. Alonso, me comenta que ya había escuchado esa técnica. A una PYME de aquí que le ha ocurrido lo mismo y lo que ha ocurrido es que esos piratas compran un dominio que lo vinculan con tu dominio real y no puedes quedarte con él una vez que rescindes el contrato (porque te has dado cuenta que te están estafando) ese dominio que han comprado es de ellos y después de usarlo contigo lo usan con tu competencia aprovechando la antigüedad y el tráfico de ese dominio. Vamos todo un ejemplo de honestidad y buen hacer.

Este caso que os he contado puede ser un comercial-estafador en concreto o ser una estrategia de una compañía pero en el caso de que el comercial lo haga sin autorización de la dirección comercial no es de recibo que la empresa no tome cartas en el asunto si está al corriente de esta estafa. Bueno, como no sé si le han parado los pies os pongo aquí el número que me llamó 656 12 18 73 para que sepáis con quien os jugáis los cuartos. Metiendo el número de teléfono que me llamó en el buscador Google, me apareció que es XXX xxxxx y que están dando guerra por muchos sitios. Estáis avisados. (Nombre de empresa autocensurado para evitar problemas legales, el fin de este artículo tan sólo es avisaros  de estafas, no empezar una guerra comercial).

Me alegro de haberme dado cuenta a tiempo, de no haber perdido el cliente y de poderlo compartir con vosotros para tengáis cuidado con vuestros clientes en unos casos y para que no os vendan humo, ni cantos de sirena en el caso de que seáis una PYME.





Atracción y conversión




Mira cómo la competencia te “quita” tus clientes

Valora este artículo

Diseño web

, ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.