Las campañas online desbancan a las offline

Las campañas online desbancan a las offline

Por Oto Whitehead | 17 septiembre, 2013

En 1440 se producía uno de los grandes inventos de la Humanidad, la imprenta. Gutemberg abría la puerta a las primeras ediciones masivas de libros permitiendo el despegue de la cultura popular. Nacía así una era del papel que creó los pilares de la edición y la publicidad. Gutemberg renace hoy de sus cenizas para asistir a la nueva revolución en la difusión de contenido: El centenario editor se ha pasado al mundo digital.

El papel está herido de muerte, aunque algunos todavía se resisten a creérselo. La cálida y entrañable hoja transmite todavía una falsa seguridad familiar. Bueno o malo, es lo que hemos conocido toda la vida. Sus primos, la radio y la televisión, los grandes canales de comunicación generalistas, padecen las mismas limitaciones a la hora de asegurar la rentabilidad de cualquier campaña. ¿Cómo medimos los resultados?. La exactitud de la audiencia es siempre un motivo de polémica.

El norteamericano John Wanamaker, uno de los primeros padres del marketing moderno, lo reconocía con resignación ya a principios del siglo pasado: “Sé que desperdició la mitad del dinero que empleo en publicidad, el problema es que no sé qué mitad”. La web ha solucionado la mayor parte de estas incertidumbres. Veamos algunas de sus características.

Segmentación

Se acabaron las campañas a ciegas sin poder asegurar que nuestra clientela potencial recibe nuestro mensaje. La publicidad en buscadores y redes sociales permite segmentar al detalle el destinatario para ajustar las campañas online al cliente objetivo. Edad, sexo, profesión, intereses, localización….

En el mundo offline está demostrado que una campaña de buzoneo sólo 1 de cada 10 folletos llega a su destinatario final. La consecuencia es que la campaña se encarece irremediablemente para asegurar una buena efectividad.

Más fácil aún. Los pequeños negocios tienen al alcance de la mano sus propias bases de datos de clientes. Basta con organizar un registro interno con los móviles y los correos electrónicos de los usuarios para lanzar tu primera campaña online.

Interactividad

La web fomenta la relación directa entre las empresas y los clientes. Los propios receptores sirven de banco de pruebas para comprobar de manera inmediata, en tiempo real, la eficacia de una campaña. Asimismo, el medio digital nos ofrece la flexibilidad de modificar las campañas online para adaptar el contenido, la duración o el destinatario.

Los fallos tienen solución. En los medios tradicionales los errores no tienen marcha atrás. Peor aún, a veces no se puede detectar un problema.

Seguimiento

Si nuestra clientela se consolida como seguidor, a través del trabajo de promoción interna de nuestras redes sociales, la difusión se multiplica GRATUITAMENTE. Nuestros fans ejercen de embajadores de la marca. Llegamos al paraíso de la viralidad. En el entorno tradicional este eco es menor por la ausencia de una relación directa.

Las conclusiones es que el contenido digital no es el futuro es el presente. Desde hace años la publicidad en los soportes de los medios generalistas caen progresivamente. Su lugar está siendo sustituidos por los canales Online. Gutemberg se ha cambiado de bando…

Las campañas online desbancan a las offline

Valora este artículo

Publicidad online

, , , , ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios