Qué es el Blink Test en diseño UX y pasos a tener en cuenta
Qué es el Blink Test en diseño UX y cómo superarlo Qué es el Blink Test en diseño UX y cómo superarlo

Qué es el Blink Test en diseño UX y cómo superarlo

Por Equipo woko | 8 mayo, 2018

Te contamos qué es el Blink Test y qué tienes que hacer para superarlo.

Si has oído hablar del “Blink Test”, pero no tienes ni idea de qué significa, no te preocupes. Te contamos qué es y no solamente eso, también te damos 10 consejos para superarlo con éxito.

Qué es el Blink Test

El Blink Test hace referencia a esos 3-5 segundos durante los cuales un usuario aterriza en una página, la valora y decide si quiere quedarse o prefiere abandonarla.

Sabemos lo que estás pensando, horas de trabajo, inversión de dinero, etc., reducidas a una cuestión de segundos durante los cuales tu web es juzgada de manera decisiva. Un momento fugaz en el que el usuario decide si merece la pena invertir su tiempo, o no, en tu página web.

Y en resumidas cuentas eso es el Blink Test, una prueba que si no la superas perderás visitas, interés, conversión y número de leads, entre muchas otras cosas. Haznos caso, no querrás “suspender” este test. Así que vamos a ver algunas buenas prácticas para saber cómo superar el Blink Test.

Qué es el #BlinkTest en #DiseñoWeb

Aspectos a tener en cuenta para que una web supere el Blink Test

Con la breve definición que te hemos facilitado hasta ahora te habrás dado cuenta de que este test tiene mucho que ver con la experiencia del usuario y la usabilidad de la página, ¿verdad? Pues por ahí van muchos de los tiros. Profundicemos.

1. Haz páginas que carguen rápido.

Un estudio ha revelado que el usuario espera que una página cargue en dos segundos o menos, y que al menos el 40% abandona tras 3 segundos de espera.

Cuanto más sobrecargues tu página web más tardará en cargar. En la simplicidad y la funcionalidad está la clave. Prescinde de todo aquello que no sea necesario, que no aporte valor al usuario.

Para que esto no ocurra conviene testar la velocidad de carga de nuestro sitio, existen diferentes herramientas para medir la velocidad de carga, úsalas.

Además, las imágenes deben cargar también rápidamente, para que así sea conviene seguir los siguientes tips:

  1. Utilizar formato GIF cuando las imágenes no tienen muchos colores, tal y como ocurre con los logos.
  2. Utilizar JPEG cuando la imagen tiene muchos detalles y colores (como una foto).
  3. Utilizar PNG para imágenes sin fondo de calidad.
  4. Escalar las imágenes, recuerda que tienen que estar a 72 ppp y pesar menos de 10 KB.

2. Implementa un diseño visual atractivo.

El diseño de una web debe ser diferente, memorable… En definitiva, que el usuario no quiera abandonar la página.

Para lograrlo es importante utilizar imágenes de calidad que se alineen con el mensaje que deseamos transmitir. En numerosas ocasiones se recurre a imágenes de stock, que ciertamente son bonitas, pero no transmiten demasiado ni los detalles que son vitales. Es importante que en esos 2 segundos el usuario ya pueda captar visualmente un mensaje, y que este coincida con el que pretende transmitir la web. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras.

Asimismo, debes asegurar que la estructura de la página sea simple y organizada, facilítale al usuario la labor de encontrar lo que anda buscando.

Resulta inteligente, por ejemplo, limitar el diseño de la página a una o dos columnas y evitar meter muchas cosas en la página de inicio. Prescinde por lo tanto de aquello que no sea necesario y la web será limpia y clara.

3. Incluye un título informativo que resuma de manera clara la propuesta de valor.

Toda página debe contener un título informativo que recoja la propuesta de valor de manera concisa.

Según Brian Clark, the founder of Copyblogger, 8 de cada 10 usuarios lee el encabezado de la página y solo 2 de cada diez leen el primer párrafo. Si comienzas con un “bienvenido a nuestra página”, perderás visitas con bastante rapidez.

4. La navegación ha de ser simple.

La navegación tiene que ser intuitiva y fácil de usar. En el menú principal asegúrate de que aparezca lo más importante para el usuario; si con un solo clic consigue llegar donde desea habrás superado el reto.

5. Procura que el contenido sea fácil de consumir.

Ya hemos hablado muchas veces de cómo tienen que ser los contenidos de una web

  1. Conciso y breve. El usuario no espera leer una novela. La máxima información con el menor número de palabras.
  2. Fácil de escanear.
  3. No utilices una jerga específica o términos que el usuario no pueda entender. Habla en el tono y con el lenguaje que él o ella utilizarían.
  4. Utiliza lenguaje focalizado en el usuario; utiliza “tú” en lugar de “nosotros”. En el ejemplo de fnac lo puedes comprobar.

Blink test: cómo superarlo

6. Asegúrate de transmitir armonía y confianza.

El camino ha recorrer debe ser lógico; si el usuario hace clic en algo debe llevarle a un sitio que corresponda con las expectativas que le habías generado, de lo contrario perderás la confianza del usuario.

Además, no hay que perder de vista que aún existe una cierta desconfianza hacia el entorno online, por eso conviene incluir todos aquellos elementos que refuercen la confianza: testimonios, valoraciones, aviso legal, política de privacidad, etc.

No descuides el pie de página.

Aunque no te lo creas el usuario tiende a hacer scroll hasta abajo para asegurarse de que no se pierde absolutamente nada. Según un estudio realizado por Nielsen Norman Group, los usuarios dedican el 80% de su tiempo a mirar la información que aparece en el pie.

Evita abusar de los CTA (calls-to-action).

Si abrumas al usuario con demasiadas opciones y llamadas a la acción abandonará la página web; procura ofrecerle solo lo realmente importante.

Optimiza tu página web para móvil y para tablet.

Y para terminar, uno de los aspectos más obvios, pero que aún conviene recordar: optimiza tu web para todo tipo de dispositivos. Asegúrate también de que las imágenes se vean en cualquiera de los casos, que los enlaces sean reconocibles y que sea fácil hacer click en todos ellos, utiliza formularios sencillos, etc.

Cómo superar el #BlinkTest. #DiseñoWeb

Ahora ya estás preparado para implementar mejoras en tu página web y superar el Blink Test.

smarketing, marketing y ventas

Qué es el Blink Test en diseño UX y cómo superarlo

5 (100%) 2 votos

Estrategia y herramientas

, ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.