El Síndrome de la Web Lanzada puede destrozar tu página web

El Síndrome de la Web Lanzada puede destrozar tu página web

Por Jorge Monclús | 28 octubre, 2014

Síndrome de Estocolmo, Síndrome del túnel carpiano… son síndromes conocidos por todos, pero seguro que no conocéis el “Síndrome de la Web Lanzada” (desde ahora SWL, que las siglas siempre dan más caché). Pues vamos a explicároslo, porque puede ser fatal para tu página web.

Diremos por resumir que el SWL es la dejadez total de una web tras ser lanzada habiendo partes o elementos importantes por terminar. No hay que confundirlo con el “Mal del blog desactualizado” donde por lo menos el contenido de la web está completo, aunque en la última (y única) noticia del blog sea “Os presentamos nuestra nueva web” con fecha de hace 2 años. Normalmente viene asociada con un lanzamiento estresante con muchos cambios de última hora, correcciones, nuevos textos, prisas, fechas límite, etc.

Nos pasa muchas veces que tenemos proyectos en los que el cliente tiene que participar activamente en alguna parte de la web. Por ejemplo, tiene que preparar PDFs de especificaciones de sus productos.

La tarea es engorrosa y aburrida y va pasando de mano en mano por toda la empresa, se retrasa porque alguno de los encargados está de vacaciones, acaba en manos de un becario que no sabe muy bien cómo hacerlo…Así hasta que un día el mandamás pregunta cómo va la página web. Entonces, tras muchas prisas, discusiones, explicaciones y cambios, el responsable de la nueva web decide salir sin esos PDF e ir metiéndolos poco a poco.

¡¡¡¡¡MEEECCCCCCC¡¡¡¡¡ ¡¡¡¡¡ERRRRRROR¡¡¡¡¡

El síndrome de la web lanzada en wokomedia

Ya estás sufriendo el SWL, esos PDFs nunca llegarán a subirse a la web. Tras semanas de tensión pre lanzamiento, la crisis desaparece, el jefe deja de preguntar por la web y todo el mundo se olvida de que todavía hay trabajo por hacer.

Una de las funcionalidades básicas de la web, que era ofrecerle a tus posibles compradores información detallada sobre tus productos, ha desaparecido de tu web. El plan de SEO que se había montado para posicionarte como empresa y por cada producto se va al traste.

La idea de no tener que atender tantas dudas por teléfono y email de tus clientes porque todo estaba en los PDFs se queda en agua de borrajas. Suma y sigue. Al final tienes una web pero no sirve de nada.

Otro ejemplo, el cliente quiere una nueva web con un diseño moderno para su empresa. Como tienen pensado expandirse en Suecia deciden, lógicamente, que se va a hacer en 3 idiomas: sueco, inglés y castellano. Como tienen un comercial en Suecia que sabe sueco y hay varias personas que saben inglés en la oficina, deciden encargarse ellos mismos de las traducciones.

El cliente empieza a preparar textos en castellano, las traducciones se pierden en el limbo y la página no termina de lanzarse. Hasta que un día el comercial de Suecia dice que va a ir a una convención y necesita la web por lo menos en inglés para poder enseñársela a posibles compradores.

A toda prisa se mete como se puede el inglés y se lanza la web para capear el temporal de la convención. Ya está, se acabó, el sueco nunca verá la luz. Y la expansión por el mercado sueco se quedará sin página web de apoyo.

Así pues, si estás desarrollando tu proyecto web, vigila estos elementos porque tu web podría sufrir el SWL si:

  • Tiene varios idiomas.
  • Tiene catálagos de productos, servicios, portfolios de trabajos (en general páginas con apartados con muchos elementos dinámicos que tienen que estar en continuo cambio).
  • Exige ciertos elementos como fotografias, documentación que hay que pedir a terceros.
  • O tienen partes que tienen que interactuar para su pleno funcionamiento con elementos externos a la web como pasarelas de pago, CRMs.

Avisados estáis y ya sabéis “Más vale prevenir que curar”.




Estrategia digital para tu marca




El Síndrome de la Web Lanzada puede destrozar tu página web

Valora este artículo

Desarrollo web

, ,

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete a la newsletter y recibe cada semana los contenidos en tu email.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.